Mejor precio garantizado: Estamos tan seguros de nuestros precios que si encuentras un producto con las mismas características más barato, te mejoramos el precio.*

10 de diciembre de 2021
Genera energía limpia y ahorra en tu factura de luz con los paneles solares

Cómo proteger placas solares: seguridad de su instalación

Afortunadamente, somos cada vez más conscientes de la importancia de reducir el consumo de energía y la contaminación. Además, el uso de energía renovable a nivel doméstico puede reducir los costos de energía, lo que también trae beneficios económicos.

A nivel doméstico, las instalaciones de paneles solares son las más utilizadas. Este tipo de instalaciones no son baratas y pueden suponer una gran inversión. Sin embargo, las reducidas facturas que conlleva (incluso pueden permitir el autoconsumo) las convierten en una enorme inversión. Ahora, como toda gran inversión, hay que protegerla de la mejor forma posible. Te contamos cómo en el siguiente artículo.

¿Cuáles son los riesgos o incidentes que pueden afectar a las placas solares?

A continuación, detallamos tres de los peligros eléctricos más comunes en los sistemas fotovoltaicos.

Choque o descarga eléctrica por cables activos

Al igual que con otros sistemas de generación de energía, los sistemas fotovoltaicos corren el riesgo de sufrir una descarga eléctrica viaja por caminos impredecibles a través del cuerpo humano. Una corriente de 75 mA que pasa por el corazón puede provocar la muerte. El cuerpo humano tiene una resistencia de unos 600 ohmios. Según la ley de Ohm, el voltaje (V) es igual a la corriente (I) multiplicada por la resistencia (R), por lo que V=I*R.

Para calcular cuánta corriente fluiría a través del cuerpo de una persona si estuviera expuesta a 120 voltios, simplemente divide 120 voltios por 600 ohmios (I=V/R), lo que equivale a 0,2 amperios o 200 miliamperios. Esto indica más de 2.5 veces que la reducción de la muerte es 75 mAh, por lo que es necesario protegerse a sí mismo y a sus trabajadores frente a este tipo de fenómeno.

La descarga eléctrica generalmente es causada por un círculo corto debido a la luz debido a conexiones corroídas, los cables sueltos y la conexión a tierra inapropiada. Algunos de los principales lugares donde buscar estas condiciones en un sistema fotovoltaico son la caja combinadora, el circuito de salida, los conectores de alimentación fotovoltaica y el conductor de tierra del equipo. El conductor de tierra conecta todos los componentes metálicos (y eventualmente la tierra) a través de un conductor de electrodo de tierra.

El arco eléctrico provoca incendios

Como cualquier sistema eléctrico, los incendios siempre suponen un riesgo de explosión. Quizás una de las causas más comunes sea una falla de arco, que es una descarga eléctrica de alta energía entre dos o más conductores. El calor generado por esta descarga puede dañar el aislamiento del cable y provocar así una chispa o un “arco eléctrico” que provoque un incendio.

Los sistemas fotovoltaicos pueden experimentar fallas de arco en serie causadas por conductores rotos o fallas de arco en paralelo causadas por un flujo de corriente no intencionado entre dos conductores, generalmente debido a una falla a tierra.

El arco eléctrico provoca explosiones

Los paneles fotovoltaicos de gran tamaño con niveles de voltaje medio y alto son susceptibles de descargarse. Esto es especialmente cierto cuando el técnico comprueba si hay fallas en la caja del colector directo donde los circuitos de energía fotovoltaica se combinan en paralelo para aumentar la corriente y también cuando prueba transformadores de media y alta tensión, así como el tablero de distribución. El arco eléctrico que emite gas caliente y energía radiante concentrada puede cuadriplicar la temperatura de la superficie del Sol, alcanzando los      19500 ºC (35000 ºF). Esto ocurre cuando hay una gran cantidad de energía disponible para crear una falla de arco en los conductores de CC y CA.

El arco eléctrico es un problema en sistemas de más de 400 voltios, por lo que los transformadores residenciales, que generalmente tienen un voltaje de entrada máximo de 500 voltios, y los transformadores de potencia a escala de servicio públicos que tienen un voltaje de entrada máximo de 1500 voltios, está en riesgo. Antes de la llegada de los sistemas de energía solar a gran escala, el arco eléctrico se consideraba simplemente una falla de CA porque el voltaje de CC estaba limitado a aplicaciones fuera de la red que usaban baterías de menos de 100 voltios. La Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA) exige que una persona realice un análisis de peligro de arco eléctrico y utilice equipo de protección personal (PPE) para sistemas de CC de más de 100 voltios.

¿Qué medidas de protección se pueden tomar para prevenir daños en las placas solares?

Elegir energía solar es una inversión importante; sin embargo, tiene sentido si se tiene en cuenta la compensación de carbono y los ahorros mensuales que supone la instalación de paneles solares fotovoltaicos.

Durante la instalación de células fotovoltaicas pueden surgir diversos problemas. Estos costos inesperados pueden erosionar rápidamente sus ahorros solares y retrasar el retorno de su inversión.

En lugar de esperar a que surjan problemas, puede tomar medidas proactivas para proteger su sistema fotovoltaico y maximizar los beneficios.

Supervisión de sistemas fotovoltaicos

Para que un sistema fotovoltaico funcione correctamente, todos los componentes individuales, desde el cableado hasta el inversor y los paneles, deben estar sincronizados. Si alguna parte del sistema fotovoltaico falla, la producción de energía se reducirá.

En algunos casos, las instalaciones fotovoltaicas pueden detenerse por completo.

Con las pantallas solares puedes evitar estos problemas. Podrás monitorear el rendimiento de tu sistema solar en tiempo real y recibir alertas inmediatas si hay alguna anomalía.

Cuando se instalan microinversores y optimizadores, este monitoreo en tiempo real se realiza en todos los niveles del panel, lo que permite a los técnicos de reparación solar determinar rápidamente la causa del incidente.

Limpieza de paneles solares

La limpieza de paneles solares es una de las formas más sencillas de proteger su sistema fotovoltaico. Con el tiempo, el polvo y los escombros se acumulan e impiden que la luz del sol llegue a los módulos solares. Como resultado, su sistema no producirá más energía (ni ahorrará más).

Mantenimiento de sistemas fotovoltaicos

A menudo se dice que la tecnología fotovoltaica está 100% libre de problemas. Una vez instalado, ya no necesitarás pensar en tus paneles solares. Como la mayoría de los propietarios descubrirán con el tiempo, esto simplemente no es cierto: el cableado se deteriora; los paneles se mueven; el cableado se estropea; las conexiones se rompen; los fusibles se funden: y la oxidación de componentes.

Los paneles solares de alta calidad instalados por técnicos profesionales pueden reducir estos problemas, pero no se pueden evitar por completo. Por lo tanto, es necesario un mantenimiento regular de la energía solar.

Control de plagas

El espacio oscuro entre los paneles solares y el tejado es un hábitat ideal para ardillas, ratones y palomas. Estos animales no invitados pueden causar daños irreparables a su sistema al roer los cables, construir nidos y al defecar en el suelo.

Paneles dañados por el granizo

Muchas zonas se ven afectadas por el frío, especialmente durante los meses más calurosos del año. No se puede hacer mucho para proteger los paneles solares de este daño. Prestar atención al proceso de instalación es una buena forma de mantener la calma ante este tipo de imprevistos.

¿Qué beneficios ofrece contar con un seguro especializado para proteger las placas solares?

Cada compañía aseguradora ofrece diferentes paquetes de seguros dependiendo de las necesidades de cada hogar. Dependiendo de la póliza elegida, el seguro cubrirá la instalación en los siguientes casos: los daños físicos pueden ser causados por fuego, granizo, viento, etc.; reclamar indemnización por daños y perjuicios derivados de problemas relacionados con la instalación (obra civil); pérdida de beneficios y avería de maquinaria (negocio); daños a terceros (responsabilidad civil); y robo y vandalismo.

Asegúrate de analizar cuidadosamente los términos de cada contrato. Los más habituales son los seguros de responsabilidad civil, daños materiales y obras públicas.

Cada compañía tiene pólizas con coberturas específicas. Mira lo que tiene cada una y lee la letra pequeña.

Por ejemplo, hay compañías cuyo seguro de responsabilidad civil no cubre los daños a las redes eléctricas, e incluso otras que no cubren la rotura de cristales si no mantenemos los módulos fotovoltaicos en las condiciones especificadas por el fabricante. En definitiva, pregunta a la compañía todas tus dudas antes de contratar un seguro.

 

Mejoramos tu PRECIO*
Te llamamos ahora

SOLICITA AHORA TU ESTUDIO GRATIS